IMG_0602

Ayer presentando el libro en Toledo volví a insistir en algo que cada vez digo con más convicción: la pareja necesita blindar cada día un rato para estar los dos solos, juntos y aislados de toda interrupción, distracción, etc. Ellos dos solos, mirándose a los ojos. Como cuando empezó la relación. Ni más ni menos.
No es idealismo, ni ingenuidad…es necesidad de mantener la conexión íntima en activo con el paso de los años, con las presiones que recibimos. Es asegurarnos de que hoy y siempre tu pareja es de verdad lo primero, lo fundamental, la prioridad número uno.
Así, nunca habrá nada que haga temblar vuestros cimientos.