IMG_0604

Eso es el compromiso, que es que hoy este término vende poco y vende mal. Como si estar comprometido fuera algo negativo, limitador, un recorte absoluto.
Y en realidad el compromiso es cerrar filas con la persona que has elegido para el resto de tu vida. Poner a esa persona de verdad en el puesto número uno de tu orden de jerarquías. Que nada ni nadie se le ponga por delante. Pero de verdad. Piénsalo. ¿Pasas por el filtro de el o ella cualquier aspecto de tu vida de cierta trascendencia? ¿Te planteas qué le parecerá?
Así no dejaremos que se nos debilite ese vínculo, esa pertenencia mutua que tan potente resulta, y que nos puede sacar de tantos pozos.
¿Estás dispuesto a poner de verdad todos los días, toda la carne en el asador? ¿Si? Entonces estaremos todo el día de banquete… No te vuelvas tacaño, derrocha!