slide-seccion_emparejarte-s_t

Hola, os copio a continuación las dos últimas páginas de mi libro Enparejarte  porque creo que puede ayudar como punto de partida del nuevo año. ¡Espero que os guste!

LUCES EN EL SALPICADERO

Terminamos aquí. No sé si hemos conseguido el objetivo que buscábamos o si quizás era demasiado ambicioso: un acercamiento a los puntos fundamentales en la relación de pareja en tan sólo un puñado de páginas…Pero sí que te digo que me daría por satisfecho si alguna de las ideas que hemos abordado te ha hecho pensar. Si lo has reflexionado, mejor aún, si lo has llegado a hablar con tu pareja, entonces ¡sí que podemos dar el objetivo por cumplido! Porque esa es precisamente la idea: que seáis vosotros dos los que repaséis vuestra relación en aquellos aspectos que os parezcan fundamentales y veáis dónde hay que apretar o aflojar, según el caso.
Yo me despido haciendo un breve repaso a través del sistema de testigos rojos que recogen la idea a John Gottman y Nan Silver en su libro Siete Reglas de Oro Para Vivir en Pareja.
Al igual que en el coche, en la pareja deberíamos tener un sensible sistema de testigos rojos en el salpicadero que se enciendan cada vez que algo va mal; así cuando las luces se vayan encendiendo y permanezcan encendidas tenemos razones para pararnos e ir al taller de reparaciones.
¿Y cuáles son esos testigos? Lo vamos a dejar en trece, sin supersticiones. Revisadlos juntos y si hacéis tick en uno o dos, habladlo, ése es el mejor taller de reparaciones. Seguro que lográis desatascar la situación o mejorarla. Pero si son varios los testigos rojos encendidos o si no sois capaces de repararlos, no dudéis en buscar ayuda profesional externa. Un terapeuta, un mediador, alguien que os ayude a resolver esas conversaciones que no conseguís cerrar bien. Que no os permiten encontraros.
Esta es mi propuesta de testigos rojos:
• Hablamos muy poco a solas de nuestras cosas, mirándonos a los ojos.
• Cuando hablamos siento que no me escucha. Ni me recoge ni me acoge.
• Estamos enfrascados en pantallas.
• Creo que en realidad no me fío del todo de mi pareja.
• Hacemos muy poca vida social.
• No nos damos muestras de afecto frecuente: abrazos, besos, caricias…
• Tenemos pocas relaciones sexuales.
• Con frecuencia nos hablamos en tono de reproche.
• A veces nos gritamos y empleamos lenguaje vulgar.
• Ni me acuerdo de la última vez que nos reímos juntos.
• A veces busco la soledad. No le necesito a mi lado.
• Alguna vez me sorprendo pensando en alguien con cierta ilusión