Muy feliz Pascua a todos! Hoy es un día de gran alegría y por eso me venía la cabeza la importancia que tiene reírse los dos juntos.
El otro día lo explicaba yo mismo al explicarlo me daba cuenta de que quizás pueda parecer como algo secundario, incluso frívolo podríamos decir, especialmente en estos tiempos que vivimos que en realidad como en todos, tenemos razones para estar serios.
Pero realmente si lo pensamos cuando te enamoraste, entre otras muchas cosas tenías claro que te divertías, seguro que te reías, a veces a carcajadas. Después… Es como si nos hubiésemos llenado de responsabilidades de tareas, de preocupaciones que dejan ya poco lugar para la total relajación, las bromas y la risa.
Y realmente quiero reivindicar ese espacio para la pareja, si no lo tenéis debéis buscarlo, debéis hablarlo y trabajar juntos para encontrar cosas que os hagan pasarlo bien de verdad a los dos. Está bien que haya cosas que os divierte a la cada uno por vuestro lado, nada que objetar, pero lo que no puede ser es que realmente no haya nada o casi nada que os haga divertiros y reíros juntos.
En las parejas que trato es muy común que en el camino de desgaste con el que yo les recibo se les haya perdido en la batalla tanto la risa como la relación sexual. Hoy nos ocupamos en este pequeño texto de hacer hincapié en la importancia que tiene el primer elemento, del segundo volveremos hablar pronto.

Feliz semana