No es lo habitual, no estamos en una relación de pareja para eso. Bastante nos toca ya luchar en casi todo lo demás…
Pero hay épocas en las que el modo de salir adelante es meter el remo hasta el fondo y con esfuerzo ir avanzando poco a poco. Estamos más preparados para esas otras épocas en las que la corriente nos lleva a buena velocidad y en la dirección adecuada.
Yo veo semana tras semana a tantas parejas que luchan, que se esfuerza y se empeñan en sacar adelante su relación.
Me decía Luis:
“ Y ¿por qué? Quiero decir que a lo mejor hay que plantearse que una relación a la que hay que sacar a flote la fuerza de brazo a lo mejor es una relación que no merece la pena.

A Luis habría que explicarle que en una relación es normal que haya picos y valles y es normal también que en los momentos en los que estamos en la zona más deprimida de la geografía, sepamos sacar la energía y la condición necesaria para apretar los dientes y luchar por lo que sabemos que vale la pena. Si cada vez que hubiera una cuesta arriba nos planteáramos abandonar, no habría quien culminará con éxito una carrera. Y después… Que satisfacción cuando ves que cruzas la línea de meta victorioso!
Pues en esto es lo mismo, resulta muy gratificante ver cómo podemos recuperar la buena vibración en nuestra pareja poniendo de nuestra parte el esfuerzo necesario cuando sea necesario. Que no te engañen con mensajes como el de Luis, porque de toda la vida lo que de verdad merece la pena muchas veces cuesta esfuerzo. Y no pasa nada!!