“Tengo clarísimo que me gustaría leer más, de hecho tengo un par de libros que estoy deseando empezar pero es que… Imposible! no tengo tiempo no hay manera!”
Falso
“De verdad que tengo que hacer deporte como sea, esto no puede ser… Lo que pasa es que no tengo tiempo, es imposible con el horario que llevo!”
Mentira
Seguro que más de una vez hemos escuchado este tipo de argumentos, quizás los hemos dado nosotros mismos. Pues bien, nos estamos engañando vilmente. No es verdad que no tengamos tiempo para eso, lo que pasa es sencillamente que eso no es nuestra prioridad. Si no fuera por supuesto que encontraríamos tiempo, lo arañaríamos de donde fuera, nos organizaríamos del modo que hiciera falta para conseguirlo. Exactamente igual que cuando estás trabajando y te matriculas en ese Master para el cual tienes que dedicar horas por la noche y el fin de semana… O cuando te exigen en tu trabajo que saques tal titulación de inglés y te pones las pilas sacando tiempo de donde parecía que no había.
En fin, todo esto para decir que cuando me dices que no puedes sacar tiempo para tu pareja, que es inviable con la vida que tenéis, qué te gustaría que tuvierais de verdad esos ratos juntos pero que no puede ser, perdóname pero te diré de nuevo que eso no es verdad. Solo necesitáis ponerlo en el número uno de vuestras prioridades, y veréis como sí que encontráis tiempo para vosotros dos.
No nos engañemos: una vez más querer es poder. No digo que sea fácil, si no no estaríamos hablando de esto, pero se puede, ya lo creo que se puede.